30/1/17

Indagando en mi inconsciente, viajé en varios sueños consciente, pasajes, pantanos, tierra, piedra, lagos, océanos, barcos, pero nadie con quien pudiese comunicarme verbalmente.
Corrí llegando a un gran bosque oscuro, tenebroso. A lo lejos podía verse una figura, pero no era más que un árbol. Así estuve durante 6 días sin registro alguno.
Al séptimo día logré ver una mujer de negro corriendo, escapando de mi presencia. Llevaba colgando una gran trenza rojiza, su rostro no se distinguía. La perseguí hasta encontrar los caminos cortos, siendo éste mi sueño. Al fin pude mirarla, observar su forma de expresare y ver su llanto interno...
Publicar un comentario