11/8/15

"Sombras..."

Soy como tu sombra caminando a tu alrededor, persiguiéndote y ni siquiera puedes tocarme.
Acaricio tu piel y sólo sientes miedo, ya no me recuerdas, ya no miras...
Mirás por detrás sin antes pensar. Y escuchas como aspiro mi cigarro.
Te es tan familiar, que tu cabeza comienza a dudar.
Te vuelves loca, ya no sales a la calle. Te encierras sin siquiera abrirle a tu madre.
Hablas en soledad y me pides que no conteste. Sólo quieres alejarte.
Tienes tan pocas palabras que ahora veo quién eres, o Sólo quieres alejarte.
Corrí, pero mientras haya una luz y tus pies en tierra, no podré alejarme.

Soy como tu sombra, caminando a tu alrededor, persiguiéndote y ni siquiera puedes tocarme.
Sos mi cuerpo, mis movimientos, las palabras que no digo.

Soy como tu sombra, mientras la luz te ilumine, ahí estaré presente...
La oscuridad es mi último aliento, mi arma letal. Quien me consume.

¿Alguna vez me has visto?
- "Pero... si sólo eres mi sombra" -

Sólo sientes miedo, ya no miras. Escuchas mi cigarro y comienzas a dudar.
Ya no sales, hablas en soledad. Sólo quieres alejarte. Sola en la oscuridad.
Corrí, pero mientras haya una luz y tus pies en tierra, no podré alejarme.
Camino a tu alrededor y no puedes tocarme. La oscuridad, quien me consume...

6/8/15

"Un Alma Fuerte..."

En la noche las nubes, en sus tonos grises, azules y rojizos, invadieron el cielo; seguido, las luces de los relámpagos resplandecían e iluminaban la gran ciudad. Los rayos se ramifican formando una gran mano demoníaca, tronando como grandes, inmensos, tambores. Las primeras gotas se escuchan tocar el suelo oscuro, reflejando las luces. Como de la nada, el viento sopla fuerte y crea una cortina de grandes gotas resonando al chocarse, unas con otras, estallando en el cielo, creando lloviznas, fuertes y en picada. Las últimas almas abandonan el aire, refugiándose entres los mortales, esperando que la ira del gran dios cese. Aquí está, es él, el gran dios, en su cumbre, la gran tormenta. Las casas se estremecen, las torres se tambalean. Grandes charcos nacen entre las esquinas, creando largos y anchos ríos. Mareas fuertes. Sus gritos que se remontan desde los altos cielos, hasta nuestro suelo. -"Aquí estoy!"- comenta entre relámpagos. Cada vez más intensos son sus gritos, mas diabólicos sus rayos. El agua no cesa y yo sigo caminando, desafiándolo...

1/8/15

Hoy...

Acomplejado en la noche sentí algo muy fuerte... Ya no podía llorar, no podía sentir. Tanto odio y tanto amor, al mismo nivel. Todo era nulo, neutro. No había grises, ni blancos, ni negros. Disperso en soledad me sentí, vacío pero casi lleno.

Me prometí olvidar el frío y ser más yo. Ser quien debiera ser. Expresar lo más profundo de mí, sin evadir ni distorsionar cualquier verdad. Desprotegido pero aliviado. Prometiendo seguir siendo puro y real.

Hoy las campanas no suenan, hoy los perros no ladran. El mañana siempre es hoy y cada paso, mi marca.

Mis ojos despacio cierro, la calma se apodera de mi, los sueños son recuerdos del pasado e imaginaciones del futuro.