28/8/08

Laberinto...


Caminé paso a paso, sin encontrar la luz, no había señales de nadie, ni un alma. Nunca encontré la salida a semejante laberinto, me la pasé durmiendo entre las plantas días y hasta meses.


Todavía estoy encerrado en él, con el alma quebrada por no estar allá.


Encontré la mirada de alguien, pero no la puedo usar, ve demasiado y no estoy acostumbrado, puede ser la salida a esto, pero me llevará un largo tiempo asimilarla.


Ahora por las noches aparecen las almas de los cadáveres, de las personas que no quisieron seguir. Guerreros, magos, reyes, ninguno llegó.


La luz verde de las noches me atormenta, pero a la vez me llena, me da ganas de seguir, pensando que algo me espera en la salida, algo bueno.


Encontré un pasillo por el cual no pasé, una silla, varias ventanas, una silueta en la pared, la luz entrando y dando hacia la silla me dice que me siente, me siento y registro una fuerza, me paro para asimilarla y se desvanece, vuelvo a sentarme y entro en un sueño. Es un pasillo muy raro, muchas piedras que hacen el camino lento, es tan largo que nunca llego, pero veo la puerta acercarse y alejarse a la vez, no entiendo, sigo caminando hasta hacerlo por inercia, llegué, abrí y vuelvo a donde antes, el laberinto de nuevo, pero en otro lado, estaré mas cerca.

Avanzo haciéndome la cabeza que esta vez voy a llegar, encuentro una fuente, pruebo el agua, es limpia, sirve, tomo hasta quitar la sed. Sigo camino y encuentro manzanas, las abro, las pruebo, son buenas, me saco el hambre y vuelvo a la fuente, guardo agua en una cantimplora que encontré anteriormente de uno de los cadáveres, sigo y guardo muchas manzanas en mi bolso.


Al seguir camino con alimento, encuentro 2 caminos y un arbusto con frutitos rojos, saco todos y armo el camino que sigo, si no tiene salida, sé como volver.


Se hizo la noche y me tiro a descansar, al despertarme con el sol en la cara, presiento unos pasos, era una mujer, una bella dama, con un vestido azul, a cual me ayuda a levantarme y me pide una manzana, la come y se va corriendo, la persigo, pero desapareció entre los pasillos, me di cuenta que no volví a dejar los frutos y perdí el camino, me volví a perder, sigo si preocuparme, tengo esperanzas, por algo apareció.


Después de 3 días, me cruzo con un pozo con una escalera, bajo y veo luz, escucho voces y cantos al estilo sirena.


Me di cuenta que no esto no podía ser, duendes, sirenas, elfos, héroes mitológicos. Me siento y le pregunto a uno de los enanos donde estaba, el cual me contestó “Bienvenido”. Nadie me decía más nada que eso, el cual me asusté y volví a las escaleras, las cuales no existían más, y ahí fue donde me di cuenta de algo.


“Estaba Muerto...”


Continuará...

21/8/08

Nacimiento


Aquella noche fue cuando mas enojado estuve, no quise hablarte, ni hablarme, me encerré sin siquiera escuchar música para calmarme, no pude decírtelo a la cara y ahí fue cuando me di cuenta que estaba enojado conmigo mismo.


Soy un cobarde y eres mi musa, me arrebataste del mundo.


Cada noche me amigaba mas escribiendo sin sentido, palabras no publicadas cayeron sobre mí, pesan, y no las puedo sostener solo, son tantas que no encuentro significado.


El cenicero lleno y la botella vacía. Laberinto de pensamientos, palabras sin terminar y una mirada oscura insignificante.


Soy lo que quise ser siempre, pero me equivoqué y no encuentro salida, son muchos caminos recorridos, pero ninguno tiene final.


Suena esa música y me alegro, pero se corta a la mitad. Sigo alejándome de donde vengo y hacia donde voy. Otra vez en el medio, pero mañana entre la espada y la pared.


El árbol, ese que tanto amé, otra vez se desvaneció. Arbustos, que al cruzarlos me cortan. Flores, quiero agarrarlas pero se cierran. Encuentro esa flor, pero hay una lágrima, es mía, estuve acá, sí, es mi jardín.


Césped impecable, acolchonado, me recuesto sobre él y me hundo, mejor imposible, pongo la música, pero cada vez subo mas, se disipa sin sentido, molesto pero no molesta.


Suben los graves hasta sentir el temblor de ellos en mi cuerpo, es ilustre.


Abro la primera página y te encuentro, no la entiendo. Cada vez me engancho mas, pero algo falta, no me importa sigo capítulo tras capítulo, no me canso.


Fastidioso, fatigoso y empalagoso. ¿Cuándo termina este día? No lo aguanto, lo quiero, me recuesto otra vez, duermo, insomnio total.


Las estrellas se juntan, yo las muevo, vos las alineas. La luna se llena y un día como hoy viví, no lo recuerdo, pero me acuerdo. Dos días después estabas vos.


Pasó algo pero no importó, pasaste y me tropecé, nací y caí.


Algún día nos pasó, te conocí y vivimos.


Mi cabeza al ritmo de los graves, trato de entender la música, pero cada vez se distorsiona mas, la regulo y te entiendo.


El problema soy yo...

16/8/08

"Él"

Varado en soledad, no encontraba a nadie, ni podían encontrarme. No sabía donde estaba ni para donde ir. Me dejaron solo y es la primera vez que no sé hacia donde virar. Siempre decido y en algún lugar termino. Hoy no terminé...


Todavía sigo donde me dejaron, sin indicios para saber a donde ir ni como sobrevivir. Estoy en cero, en el medio.


Muchos lugares, pero pocos pensamientos. Cada vez que quería decidir, algo se me cruzaba en el pensamiento, y si, eras vos, ya no puedo detenerte. Sabes porque lo digo y ya no puedo seguir matándome. Voy a dejar de verte. Pensé que alguna vez me había pasado, pero no fue así. Acabo de darme cuenta lo que es, y el no poder tenerte, me hace sufrir.


No quiero sufrir, ni perderte por él.


Sigo en cero, pero esta vez es por él. Tengo, pero no quiero dejarte.


Sigo rumbo con mi vida, pero esta vez, cambiando paso por paso, decisión por decisión. Espero volver a encontrarme con vos algún día. No se cuando será ese día, ni que pasara por mi cuerpo, y por el tuyo, pero espero que sea igual para los dos.


Hoy fue por vos, mañana será por...



Fin

4/8/08

"Como El Viento Voy A Ver"


Vos no me dejaste, nena, vos no me dejaste,
tampoco yo a vos.
Muy bien, yo se que el tiempo es impreciso,
no se lo que pensar.
Como el viento voy a ver, si es que puedo amarte.
Vos no me dejaste, nena, vos no me dejaste,
tampoco yo a vos.
Muy bien, yo se que el tiempo es infinito,
no se lo que pensar.
Como el viento voy a ver, si es que puedo amarte...
si puedo amarte...